A tus pies Señor
Resucitado en tu pascua
de luz y vida.
A tus pies como
tus discípulos que somos,
con el oído
y el corazón bien abierto.
Atentos como tu Madre
que lo guardaba todo
en el corazón.
Hoy queremos
contemplarla a Ella
y mirarla con tus ojos
de Hijo porque sabemos
que Ella nos volverá a Ti,
porque lo fuiste todo
en su vida bendita.
Confiando en tu Madre,
siguiendo su ejemplo,
estamos pisando
por tus mismas huellas.
Te adoramos,
te bendecimos,
te alabamos con Ella
y como Ella.
Gracias en este día Señor
por quedarte con nosotros
hasta el final de los tiempos,
gracias por tu Madre que es nuestra Madre
que nos envuelve en su manto de amor.
Gracias Señor

Material: Misericordiea con María, mujer eucarística. Diócesis de Jaén.

Anuncios